17 feb 2015

DESDE LA VENTANITA DE ESTE SOBRADO...

 "Desde la ventanita de este sobrado, en lo alto de la casa, no se ve la extensión azul y vagorosa: se columbra allá en una colina una ermita con los cipreses rígidos, negros, a los lados, que destacan sobre el cielo límpido. A esta olmeda, que se abre a la salida de la vieja ciudad, no se llega el rumor rítmico y ronco del oleaje..." (Castilla, p. 84)

No hay comentarios:

Publicar un comentario