17 feb 2015

CIPRESES CENTENARIOS...

"El campo -el viejo campo de Castilla- está raso, pelado, yermo. En la desnudez desoladora, los cipreses yerguen hieráticos sus cimas. ¿Cuántas vidas, cuántos dolores, cuántas angustias obscuras, ignoradas, humildes, habrán visto estos cipreses? Ellos, ¿no son como la encarnación secular de todo un pueblo anónimo, insignificante, de generaciones que nacen y mueren obscuramente? 
Cipreses centenarios, cipreses inmóviles, cipreses que os levantáis en la desolación castellana, cipreses que habéis escuchado tantas voces y lamentos, tantas súplicas salidas de humildes corazones, cipreses que habéis oído las plegarias de nuestros abuelos y de nuestros padres, yo tengo para vosotros, para vuestro tronco desnudo y seco, para vuestro follaje rígido, inmóvil, un recuerdo de simpatía y de amor." (España, p. 181)














No hay comentarios:

Publicar un comentario